Competencia en el Derecho Procesal

C

Pregunta esencial de examen de grado.

En Derecho Procesal existen temas a estudiar que es imposible no conocer, pues representan el fundamento sobre el cual se estructura todo un examen de grado; uno de ellos es la competencia. Es útil agregar a su esquema de Derecho como un concepto para memorizar. Recomendable para iniciar la “Geografía de Código” de que tanto predican sus profesores de Procesal.

Acá un extracto de un apunte de clases personal que deseo compartir:

El art. 108 del COT señala: “La competencia es la facultad que tiene cada juez o tribunal para conocer de los negocios que la ley ha colocado dentro de la esfera de sus atribuciones”.

Como se vio, la jurisdicción es una función que les corresponde en abstracto a todos los tribunales, porque ella es inherente a ellos. Pero no todos los tribunales ejercen la jurisdicción en las mismas materias.

La definición del Código ha sido objeto de críticas, entre otras por ser “incompleta”, pues no sólo la ley coloca un asunto dentro de la esfera de atribuciones de un tribunal, sino que también pueden hacerlo las partes interesadas a través de la prórroga de competencia.

Por otro lado, la prórroga también puede hacerla otro tribunal, a través de lo que se conoce como competencia delegada.

Couture, en su Vocabulario jurídico, señala que la competencia es la “medida de jurisdicción asignada a un órgano del Poder Judicial, competente en la determinación genérica de los asuntos en los cuales es llamado a conocer, en razón de la materia, cantidad y lugar”.

En particular, no estamos de acuerdo con dicho concepto, pues la competencia no es medida de nada; simplemente, distribuye el trabajo entre los distintos jueces.

La competencia logra el buen funcionamiento del Poder Judicial y para ello divide el trabajo de la actividad jurisdiccional.

La finalidad última de la competencia se traduce en la fragmentación especializada de la administración de justicia: civil, penal, laboral, etc.

Algunos autores definen la competencia como la capacidad para administrar justicia en una determinada área judicial.

Etimológicamente, la voz competencia proviene del latín competeré que tiene una doble traducción: 1. “pertenecer, corresponder”, y 2. “exigir”.

Así, la competencia es la correspondencia para que alguien pueda exigir o pedir lo que le corresponde y que ha sido pretendido por otro.

Esta acepción etimológica implica que la competencia es una atribución del poder del ejercicio de la actividad jurisdiccional realizada por el juez, ante quien acude el ciudadano, en calidad de sujeto procesal, para exigir que le reconozcan sus derechos en particular.

La competencia trae aparejada también la idea de poder-deber, pues el juez, además de aplicar la ley (ejercicio de poder), también tiene que cumplir ciertos deberes que impone la administración de justicia.

En este orden de ideas, la competencia es la órbita jurídica dentro de la cual se ejerce el poder público por el órgano correspondiente. El propio art. 7° del Código señala que “Los tribunales sólo podrán ejercer su potestad en los negocios y dentro del territorio que la ley les hubiere respectivamente asignado”.

El procesalista argentino Hugo Alsina, señala que “La competencia es la aptitud del juez para ejercer su jurisdicción en un caso determinado”.

Francisco Carnelutti, a su turno, dice que “La competencia es el poder propio del oficial de justicia para ejercer la jurisdicción del caso”.

Acá va el apunte completo:

Haz clic aquí: Competencia

Espero preste utilidad a su estudio de Derecho.

Atentamente,

Jorge Castro Barros


Acerca del autor

Avatar de Jorge Castro Barros
Jorge Castro Barros
Avatar de Jorge Castro Barros Por Jorge Castro Barros