Competencia

C


Concepto de Competencia.

El artículo 108 del Código Orgánico de Tribunales define a la competencia como la facultad que tiene cada juez o tribunal para conocer de los negocios que la ley ha colocado dentro de la esfera de sus atribuciones.

La definición legal resulta confusa por el uso que el legislador da al término facultad, siendo más adecuado usar la denominación de función. Además, resulta incompleta pues no sólo la ley coloca un asunto dentro de la esfera de las atribuciones de un tribunal, sino que también pueden hacerlo las partes interesadas, a través de una convención que haga competente a un órgano jurisdiccional.

Siguiendo a Fernando Orellana Torres podemos definir a la competencia como la medida de la jurisdicción o esfera u órbita de atribuciones establecida por la ley para que cada juez o tribunal ejerza la facultad de conocer, juzgar y hacer ejecutar lo juzgado en un asunto determinado.

Definiciones doctrinales de Competencia.

Hugo Alsina sintéticamente define a la competencia como la aptitud del juez para ejercer su jurisdicción en un caso determinado.

Eduardo Couture, en su Vocabulario jurídico, señala que se trata de la medida de jurisdicción asignada a un órgano del Poder Judicial, competente en la determinación genérica de los asuntos en los cuales es llamado a conocer, en razón de la materia, cantidad y lugar.

Francisco Carnelutti, a su turno, expresa que es el poder propio del oficial de justicia para ejercer la jurisdicción del caso.

Clasificación de la Competencia.

Al estudiar la jurisdicción señalamos que no admite clasificación. En cambio, la competencia si es susceptible de ser clasificada según sean los puntos de vista que se consideren para categorizarla.

En consecuencia, según la fuente de donde emana, se clasifica en natural y prorrogada; según si es originaria o derivativa, en propia y delegada; conforme al número de negocios de que se compone, en común y especial; según si es o no exclusiva, en privativa y acumulativa o preventiva; conforme al grado en que son conocidos los negocios, se divide en única, de primera y de segunda instancia; y, por fin, según el factor determinante de la misma, en absoluta y relativa.

En atención a la fuente donde emana.

Competencia Natural.

Es aquella que la ley asigna a un determinado tribunal para que conozca de un asunto en virtud del principio de la división del trabajo. Esta categoría se genera de forma automática, sin intervención de las partes, por aplicación de las reglas de competencia absoluta.

Competencia Prorrogada.

Es aquella que las partes confieren, de manera expresa o tácita, a un determinado tribunal que no es naturalmente competente para conocer de un asunto específico, mediante la aplicación de la institución procesal denominada prórroga de la competencia. El legislador se refiere a ella, de manera excepcional, en el artículo 182 del Código Orgánico de Tribunales.

En atención si es originaria o derivativa.

Competencia Propia.

Es aquella que le corresponde a un tribunal para el conocimiento de un asunto por expresa disposición de la ley, mediante la aplicación de las reglas de la competencia absoluta y relativa, y que no es ejercida a través o por intermedio de otro tribunal.

Competencia Delegada.

Es aquella que posee un tribunal que no conoce de un asunto, para la sola realización de diligencias específicas, por habérsela delegado o encargado para ese solo efecto el tribunal que posee competencia propia.

En atención al número de negocios de que se compone.

Competencia Común.

Es aquella que le corresponde a un tribunal para conocer de toda clase de asuntos, cualquiera que sea su naturaleza, esto es, sean civiles, penales, comerciales, de minas, etc. Se suman los asuntos de familia y del trabajo si no existiere dentro del territorio jurisdiccional tribunales especiales.

Competencia Especial.

Es aquella que le corresponde a un tribunal para conocer de ciertos y determinados asuntos, según su propia naturaleza. En un principio esta categoría fue la excepción, pero en la actualidad se tiende a masificar la especialización de los tribunales de justicia. Son manifestaciones de esta categoría la justicia de familia y laboral, junto al trabajo especializado que realizan los juzgados de garantía y tribunales de juicio oral en lo penal.

En atención a si es exclusiva o no.

Competencia privativa o exclusiva.

Es aquella en que, por expresa disposición de la ley, se hace competente a un solo tribunal para que conozca de un asunto determinado, con exclusión de cualquier otro. Verbigracia, la Corte Suprema de Justicia es competente para conocer del recurso de casación en fondo; recurso de revisión; acción de reclamación por pérdida de nacionalidad y recurso de unificación de jurisprudencia.

Competencia Acumulativa o Preventiva.

Es aquella en que, una vez aplicadas las reglas de la competencia, existen dos o más tribunales potencialmente competentes para conocer de un asunto determinado, pero de suerte tal, que, interviniendo uno de ellos en el conocimiento del negocio, hace incompetentes a los restantes.

En atención al grado en que son conocidos los negocios.

Competencia de Única Instancia.

Es aquella de que se halla revestido un tribunal para fallar los asuntos que la ley le ha encomendado, de modo que la sentencia dictada por tal sea inapelable.

Competencia de Primera Instancia.

Es aquella de que se halla revestido un tribunal para fallar los asuntos que la ley le ha encomendado, de modo que la sentencia dictada por tal quede sujeta al recurso de apelación. Se trata de la regla general en nuestro ordenamiento jurídico.

Competencia de Segunda Instancia.

Es aquella de que se halla revestido un tribunal para conocer de un recurso de apelación que se ha deducido en contra de una sentencia pronunciada por un tribunal inferior en primera instancia.

En atención al factor determinante de la misma.

Competencia Absoluta.

Es aquella que le corresponde a un tribunal para conocer de un determinado negocio en razón de su jerarquía, clase o categoría. Sus elementos determinantes son el fuero, materia y cuantía.

Competencia relativa.

Es aquella que le corresponde a un tribunal para conocer de un determinado negocio en razón de su ubicación dentro de una determinada jerarquía, clase o categoría de tribunal. Esta modalidad solo posee un elemento determinante, el territorio.

Acerca del autor

Avatar de Jorge Castro Barros
Jorge Castro Barros
Avatar de Jorge Castro Barros Por Jorge Castro Barros