Tribunales Arbitrales

T

Definición de Tribunales Arbitrales.

Tribunales arbitrales son aquellos órganos jurisdiccionales transitorios constituidos por los jueces árbitros. Los árbitros, conforme al artículo 222 del Código Orgánico de Tribunales, son jueces nombrados por las partes o por la autoridad judicial en subsidio, para la resolución de un asunto litigioso. Tales tribunales hallan su fuente legal en el Título IX del Código Orgánico de Tribunales.

Clasificación de los Jueces Árbitros.

Siguiendo al artículo 223 del Código Orgánico de Tribunales, los jueces árbitros pueden clasificarse en de derecho, arbitradores o amigables componedores y mixtos. Esta clasificación se efectúa en atención a las facultades de que se hallan investidos los tribunales arbitrales.

Jueces Árbitros de Derecho.

El juez árbitro de derecho es aquel que falla con arreglo a la ley y se somete tanto en la tramitación como en el pronunciamiento de la sentencia definitiva, a las reglas establecidas para los tribunales ordinarios, según la naturaleza de la acción deducida.

Jueces Árbitros Arbitradores.

Juez árbitro arbitrador o amigable componedor es aquel que tramita en conformidad a las reglas de procedimiento convenidas por las partes o, en subsidio, en conformidad a las reglas mínimas de procedimiento establecidas por la legislación procesal en el párrafo segundo, Título VIII, Libro III, del Código de Procedimiento Civil, y que falla de acuerdo con las reglas de prudencia o equidad que crea convenientes, es decir, en conciencia.

Jueces Árbitros Mixtos.

Juez árbitro mixto es aquel que, como su propio nombre lo indica, participa de los caracteres de los árbitros de derecho y árbitros arbitradores, es decir, falla conforme a derecho, pero en lo que respecta al procedimiento se le aplican las reglas del árbitro arbitrador.

Especies de Arbitraje.

En atención a la materia sobre la cual tratan, los arbitrajes pueden clasificarse en: prohibidos, forzosos y voluntarios.

Arbitraje Prohibido.

Arbitraje prohibido es aquel que recae sobre materias que la ley, por razones de alta conveniencia pública o interés general social, impide someter a la decisión de jueces árbitros. Por ejemplo, los conflictos jurídicos de carácter penal tales como el delito de homicidio o estafa. Estos asuntos se hallan señalados en los artículos 229 y 230 del Código Orgánico de Tribunales.

Arbitraje Forzoso.

Arbitraje forzoso es aquel que recae sobre materias que la ley entrega expresamente a la decisión de esta clase de tribunales, es decir, de jueces árbitros. Verbigracia, en materia civil la partición de bienes hereditarios. Su fuente legal se halla en el artículo 227 del Código Orgánico de Tribunales.

Arbitraje Voluntario.

Arbitraje voluntario es aquel que recae sobre materias, las cuales son indiferentes para la ley, que las partes pueden o no someter a arbitraje. Constituye la regla general y aparece consagrado en el artículo 228 del Código Orgánico de Tribunales.

Fuentes del Arbitraje.

No obstante la definición legal del artículo 222 del Código Orgánico de Tribunales, las fuentes de la justicia arbitral son: la ley, la voluntad unilateral del testador, una resolución judicial o la voluntad de las partes.

La Voluntad como Fuente del Arbitraje.

La voluntad de las partes puede sustraer el conocimiento de un asunto de los tribunales ordinarios para hacer su entrega a los tribunales arbitrales, esto materializado mediante dos actos jurídicos diferentes, ellos son el compromiso y la cláusula compromisoria.

Compromiso.

El compromiso es una convención por la cual las partes sustraen determinados asuntos litigiosos presentes o futuros del conocimiento de los tribunales ordinarios y la someten al fallo de uno o más árbitros expresamente nombrados por las partes en dicho acto.

Se trata de un acto jurídico bilateral solemne que, según el artículo 234 del Código Orgánico de Tribunales, debe constar por escrito.

Cláusula Compromisoria.

La cláusula compromisoria es una convención por la cual las partes de un contrato acuerdan someter a arbitraje la solución de conflictos futuros o eventuales determinados, entregando su conocimiento a uno o más árbitros que no aparecen designados en dicha estipulación, pero quedando las partes obligadas a hacerlo en un acto posterior.

La cláusula compromisoria posee un carácter consensual y no aparece reglamentada expresamente por el legislador.

Sobre el autor

Avatar de Jorge Castro Barros
Jorge Castro Barros

Abogado de profesión y soñador por vocación. Actúo en calidad de autor intelectual de este singular proyecto. Si tu meta es aprobar el examen de grado, te puedo ayudar, sólo sígueme en Facebook.

Avatar de Jorge Castro Barros Por Jorge Castro Barros

Jorge Castro Barros

Avatar de Jorge Castro Barros

Abogado de profesión y soñador por vocación. Actúo en calidad de autor intelectual de este singular proyecto. Si tu meta es aprobar el examen de grado, te puedo ayudar, sólo sígueme en Facebook.