Cuasicontratos

C

De la comunidad, agencia oficiosa y el pago de lo no debido.

Los cuasicontratos es una institución jurídica digna de revisar. Lo ideal es construir un esquemas o estructuras que permitan sintetizar y establecer comparativas con otras áreas del Derecho Civil, por ejemplo, mandato y agencia oficiosa; pago de no lo debido y los modos de extinguir las obligaciones y la comunidad junto a contrato de sociedad.


Concepto de cuasicontratos.

De los artículos 1437 y 2284, se desprende que los cuasicontratos se conciben por el Código Civil como un hecho voluntario, no convencional y lícito que produce obligaciones. El cuasicontrato es un acto voluntario y se diferencia de la ley como fuente de las obligaciones, porque estas son impuestas por la ley con independencia de la voluntad de las personas.

Pero no obstante tratarse de hechos voluntarios, el cuasicontrato no es fruto de un acuerdo de voluntades, en lo que se diferencia del contrato.

A su vez, como el hecho que los origina es lícito, los cuasicontratos se diferencian del delito y del cuasidelito, los que también son hechos voluntarios, pero ilícitos.

Crítica del cuasicontrato.

La noción clásica del cuasicontrato ha sido objeto de fuertes críticas por la doctrina moderna.
En el derecho romano y con el propósito de sistematizar algunas figuras que no eran ni contrato ni delito, se aludía a obligaciones que debían ser consideradas como si resultaran de un contrato (quasi ex contractu), o como si resultaran de un delito (quasi ex delicto).

Criticas de Planiol.

Entre los autores que han formulado críticas más fuertes a la noción clásica de cuasicontrato, se encuentra Planiol, quien señala:

No es contrato.

La expresión cuasicontrato sugiere la idea de una institución análoga al contrato, que casi es un contrato, cuyas diferencias solo serían accesorias o menores. No ocurre tal cosa sin embargo: las diferencias entre una y otra figura son profundas.

El contrato supone un acuerdo de voluntades, ausente en el cuasicontrato. A su vez, el acuerdo de voluntades en el contrato crea obligaciones y determina sus efectos.

En el cuasicontrato en cambio, si la voluntad interviene de algún modo, no es su rol el crear obligaciones.

No es voluntario.

Niega Planiol que el cuasicontrato sea un hecho voluntario, por dos razones fundamentales:

  • Porque la voluntad no genera la obligación que se impone al autor del acto;
  • Porque suele resultar obligado quien no ha expresado su consentimiento de ningún modo.

Así, por ejemplo, en la agencia oficiosa, si bien se obliga el gestor y esta obligación puede considerarse como obra de su voluntad, también puede resultar obligado el interesado o dueño del negocio.

Más clara es la situación a que apunta la crítica, en el pago de lo no debido: falta la voluntad del que paga, porque el pago, para ser indebido, debe ser fruto de un error; falta también la voluntad del que recibe el pago: si estaba de buena fe, no tiene intención de restituir lo pagado, y con mayor razón carece de tal intención, si lo recibió de mala fe.

No es lícito.

El cuasicontrato, según Planiol, tampoco sería un acto lícito. En efecto, en todos los cuasicontratos se distingue, como rasgo común, un enriquecimiento sin causa, y por ende, ilícito, injusto.

Sintetizando las críticas, se concluye que el cuasicontrato no es ni un hecho voluntario ni un hecho lícito. Sería en verdad un hecho involuntario e ilícito y las obligaciones que engendra tienen su fuente en la ley, que busca reparar un enriquecimiento injusto.

Principales cuasicontratos.

El artículo 2285 del Código Civil establece que los principales cuasicontratos son tres: la agencia oficiosa, el pago de lo no debido y la comunidad.

El tenor de la disposición, deja en claro que la enunciación no es taxativa. Así, otros cuasicontratos encontramos en el artículo 1437, cuando califica como tal el acto de aceptación de una herencia o legado; el artículo 2238 del Código Civil, por su parte, se refiere al depósito necesario de que se hace cargo un incapaz que se encuentra en su sana razón, señalando expresamente que se trata de un cuasicontrato.

Orrego, Juan Andrés. Los Cuasicontratos. Año 2011. Información recuperada el 01 de noviembre de 2017 desde sitio WEB.


Acerca del autor

Avatar de Jorge Castro Barros
Jorge Castro Barros
Avatar de Jorge Castro Barros Por Jorge Castro Barros