Amparo ante el Juez de Garantía

A


Concepto de Amparo ante el Juez de Garantía.

El amparo ante el juez de garantía es una acción autónoma que procede respecto de toda persona privada de libertad, la que tiene derecho a ser conducida sin demora ante un juez de garantía, con el objeto de que examine la legalidad de su privación de libertad y, en todo caso, para que examine las condiciones en que se encuentra, constituyéndose, si es necesario, en el lugar en que ella estuviera.

Tal acción aparece regulada únicamente en el artículo 95 del Código Procesal Penal.

Naturaleza del Amparo ante el Juez de Garantía.

El amparo ante el juez de garantía es una acción cautelar correctiva de fuente legal y base constitucional, que se manifiesta como una especie de acción de amparo. De esta forma, el amparo establecido en el artículo 95 del Código Procesal Penal será aplicable sólo en algunas de las circunstancias contenidas en el artículo 21 de la Constitución Política de la República. Evidentemente, no se trata de un recurso, puesto que su objeto no es la modificación de una resolución judicial. Así lo reseña la citada norma.

Tribunal que interviene en el Amparo ante el Juez de Garantía.

El afectado puede ocurrir ante el juez de garantía que conoce del asunto o al del lugar donde la persona privada de libertad se encuentre. En consecuencia, el amparo puede ser solicitado ante cualquier juez de garantía y no sólo ante el juez que hubiere ordenado la detención o fuere competente conforme a las reglas generales.

Causal del Amparo ante el Juez de Garantía.

El Código Procesal Penal establece que es procedente interponer la acción de amparo ante el juez de garantía para obtener protección del afectado que se hallare arrestado o detenido sin una orden judicial previa o cuando por cualquier otro motivo se hallare privada de libertad, sea esta privación atribuible a autoridades públicas o a particulares. Verbigracia, detención por flagrancia de una persona en la vía pública, realizada por funcionario policial.

No procede contra resoluciones judiciales.

Sin embargo, si la privación de libertad ha sido ordenada por resolución judicial, su legalidad sólo puede impugnarse por los medios procesales que correspondan, sin perjuicio de lo dispuesto en el artículo 21 de la Constitución Política de la República, es decir, el recurso de amparo.

Plazo para interponer el Amparo ante el Juez de Garantía.

El legislador no estableció un plazo para ejercer la acción, sino más bien una oportunidad procesal. De este modo, y teniendo presente la naturaleza cautelar y exclusivamente correctiva del amparo ante el juez de garantía, la acción debe ejercerse mientras persista la privación de libertad.

Tramitación del Amparo ante el Juez de Garantía.

Conociendo cuál es el tribunal competente, resta por dilucidar cuál es el procedimiento aplicable, cuestión que no ha resuelto el legislador. En consecuencia, a falta de una regulación legal especial, habrá que recurrir a las normas generales establecidas por la ley procesal penal.

Sujeto activo.

El sujeto legitimado, en sentido estricto, es toda persona natural privada de libertad, quien puede ejercer personalmente la acción o mediante su abogado, sus parientes o cualquiera en su nombre.

Sujeto pasivo.

El sujeto pasivo es la persona, funcionario o autoridad que en concepto del que acciona son los causantes de la vulneración efectiva del derecho a la libertad personal.

Formalidades.

El amparo ante el juez de garantía se tramita en una audiencia oral y pública, solicitada por el afectado, verbalmente o por escrito. Sin embargo, la solicitud debe contener los antecedentes necesarios para que el tribunal tome conocimiento de la vulneración alegada.

Audiencia.

La audiencia será dirigida por el juez de garantía y comenzará con la exposición del objeto de ésta, posteriormente concederá la palabra y se oirá tanto al privado de libertad como a los demás intervinientes o personas relacionadas con la detención del solicitante, debiendo abrir debate sobre las cuestiones controvertidas, si procediere.

Si no es posible oír al afectado, el juez de garantía puede concurrir personalmente al centro de detención, centro de cumplimiento penitenciario o unidad policial respectiva y entrevistarse con la persona privada de libertad.

El juez solicitará más antecedentes si lo considerare pertinente y procederá a dictar fallo fundadamente conforme a los artículos 36 y 38 del Código Procesal Penal.

Fallo del Amparo ante el Juez de Garantía.

Una vez terminada la audiencia, el tribunal resolverá respecto de la legalidad de la privación de libertad o respecto de las condiciones de la detención o prisión que afectan al solicitante.

Para determinar qué recursos procesales proceden contra la sentencia del juez de garantía que resuelve un amparo legal, a falta de norma expresa, la doctrina y la jurisprudencia han elaborado una respuesta.

Es necesario precisar cómo conoce el tribunal, es decir, en única instancia o en primera instancia. Eso se logra aplicando la letra a) del artículo 370 del Código Procesal Penal. En consecuencia, si el fallo que resuelve el amparo ante el juez de garantía pone término al procedimiento, la sentencia es susceptible de recurso de apelación y de hecho. En los demás casos, la sentencia que falla el amparo legal es inapelable.

Acerca del autor

Avatar de Jorge Castro Barros
Jorge Castro Barros

Abogado de profesión y soñador por vocación. Actúo en calidad de autor intelectual de este singular proyecto. Si tu meta es aprobar el examen de grado, te puedo ayudar, sólo sígueme en Facebook.

Avatar de Jorge Castro Barros Por Jorge Castro Barros

Jorge Castro Barros

Avatar de Jorge Castro Barros

Abogado de profesión y soñador por vocación. Actúo en calidad de autor intelectual de este singular proyecto. Si tu meta es aprobar el examen de grado, te puedo ayudar, sólo sígueme en Facebook.