Compartiendo la biblioteca

C

Estudiar Derecho en una biblioteca.

Siempre se presentan pros y contras si es que deseamos estudiar en una biblioteca (la regla aplica también a la oficina). Por un lado, la colaboración con tus compañeros de la carrera de Derecho es casi inmediata, pero a menudo se hace más difícil concentrarse a fin de lograr la meta propuesta.


Dado que la interacción social dentro de la biblioteca es intensa, es natural querer apagar toda distracción circundante y en especial todo bullicio provocado por otros estudiantes que normalmente no entienden el significado de estudiar Derecho.

Para casi todo en la vida se ha creado solución y esta no es la excepción, los auriculares serán nuestra tabla de salvación. Estos son los mejores momentos para escuchar música y aumentar tu productividad, en lugar de solo agregar una distracción más al laborioso estudio del Derecho.

Si tu biblioteca es ruidosa escucha música relajante y optimista.

Cuando el entorno es bullicioso, tu cerebro intentará procesar todo sonido ambiental como dato, sin posibilidad de discriminar entre información útil e inútil. En ese caso, es el momento perfecto para ponerse unos auriculares, escuchar buena música y potenciar la motivación.

Este solo acto ayudará a disminuir el estrés (cortisol) y aumentar la producción de dopamina, por lo que podrás mantener por más tiempo la concentración mientras revisas los apuntes y textos de Derecho.

Reproduce melodías alegres durante una tarea repetitiva.

¿Debes Ingresar datos a una hoja de cálculo en MS Excel o redactar resúmenes de Derecho en MS Word? La música activa neurotransmisores tales como serotonina y norepinefrina, lo que produce resultados más rápidos con menos errores. Haz la prueba de construir esquemas de Derecho Civil o Procesal mientras escuchas los grandes éxitos de tu cantante o grupo musical favorito. Te aseguro que notarás la diferencia.

Selecciona un playlist con tus canciones favoritas de toda la vida.

Tu cerebro está tratando constantemente de procesar nuevos datos, por lo que escuchar canciones que ya conoces o música ambiental relajante es lo mejor para la concentración. Contrario sensu, si reproduces música recién salida de las manos del compositor preferido, tu cerebro ejecutará un tarea en segundo plano, la de aprender la nueva letra o melodía junto a la lectura de tus apuntes de Derecho. Se ha comprobado científicamente que reproducir el sonido de la lluvia mientras te encuentras compartiendo la biblioteca, disminuye el desgaste físico y mental acumulado de una tarea repetitiva.

En resumen, la música puede ayudar a amplificar tu productividad dentro de la biblioteca, especialmente cuando seleccionas estratégicamente el contenido a reproducir. Estudiar Derecho puede convertirse en algo grato si sabes lo combinar con buena música. Finalmente, como dato extra, elige auriculares de buena calidad, tales como los audífonos con cancelación de ruido ambiental que ayudan enormemente a la tarea de evitar distracciones.

Acerca del autor

Avatar de Jorge Castro Barros
Jorge Castro Barros

Abogado de profesión y soñador por vocación. Actúo en calidad de autor intelectual de este singular proyecto. Si tu meta es aprobar el examen de grado, te puedo ayudar, sólo sígueme en Facebook.

Avatar de Jorge Castro Barros Por Jorge Castro Barros

Jorge Castro Barros

Avatar de Jorge Castro Barros

Abogado de profesión y soñador por vocación. Actúo en calidad de autor intelectual de este singular proyecto. Si tu meta es aprobar el examen de grado, te puedo ayudar, sólo sígueme en Facebook.