Causales de Despido

C

Despido e indemnización.

Hola, mi nombre es Jorge Castro Barros y estoy aquí para enseñarte de una manera sencilla y simple cuales son las causales de despido y cuando el trabajador tiene derecho a indemnización. Quédate y revisa el contenido de la publicación.

Término de contrato de trabajo y causales de despido.

La ley laboral establece las causales de terminación del contrato de trabajo y especialmente determina cuáles son las causales de despido del trabajador. De esta forma, los artículos 159, 160 y 161 del Código del Trabajo se preocupan de enumerar todos los casos posibles.

La importancia de estas normas radica en que:

  • Su errada aplicación faculta al trabajador para demandar por despido injustificado; y
  • Ciertas causales de terminación hacen que el trabajador pierda su derecho a indemnización.

Mutuo acuerdo del empleador con el trabajador.

El contrato de trabajo termina si el empleador y trabajador logran un acuerdo respecto de finalizar la relación laboral que lo vincula. Generalmente, esta convención le logra porque el empleador se compromete a pagar una suma de dinero al trabajador una vez firmado y ratificado el mutuo acuerdo.

Renuncia del trabajador.

La renuncia voluntaria, como causal de término del contrato de trabajo, consiste en la comunicación por escrito que realiza el trabajador a su empleador, expresando su intención de no seguir trabajando.

El aviso debe ser entregado, a lo menos, con 30 días de anticipación al empleador. Para que la renuncia tenga valor debe ser firmada por el trabajador y ratificada ante un inspector del trabajo o notario público.

Muerte del trabajador.

La muerte del trabajador produce la terminación del contrato de trabajo. Si el empleador adeuda remuneraciones al trabajador fallecido, estas serán pagadas a la persona que se hizo cargo de los funerales. Sin embargo, si existiere un saldo de dinero, este será pagado a los herederos.

Vencimiento del plazo convenido en el contrato.

El empleador puede pactar con el trabajador que el contrato de trabajo finalice en una fecha determinada. A esto se le conoce como contrato de plazo fijo. La duración del contrato de plazo fijo no puede exceder de un año, salvo casos excepcionales en donde se extiende a dos años.

Conclusión del trabajo o servicio que dio origen al contrato.

La presente causal de terminación es propia de los contratos de obra o faena, es decir, aquellos que se celebran para la ejecución de una obra o trabajo que tiene el carácter de momentánea o temporal. Por tanto, la finalización de la obra o faena para la cual fue contratado el trabajador determina el término del contrato de trabajo.

Caso fortuito o fuerza mayor.

Se llama fuerza mayor o caso fortuito el imprevisto a que no es posible resistir como un incendio o un terremoto. Se trata de una causal de terminación de contrato de trabajo de carácter excepcional que no depende de la voluntad del trabajador o empleador, pues no fue posible ni prever ni menos evitar.

Conductas indebidas graves.

Ciertas conductas realizadas por el trabajador en el ejercicio de su trabajo constituyen causal de despido. Se trata de hechos comprobables de tal gravedad que hacen insostenible la relación laboral. Tales son la falta de probidad del trabajador en el desempeño de sus funciones, conductas de acoso sexual, vías de hecho ejercidas por el trabajador en contra del empleador o de cualquier trabajador que se desempeñe en la misma empresa, injurias proferidas por el trabajador al empleador, conducta inmoral del trabajador que afecte a la empresa donde se desempeña, conductas de acoso laboral.

Siguiendo al numeral primero del artículo 160, esta es una de aquellas causales de despido que no permite que el trabajador tenga derecho a indemnización.

Sin embargo, si las conductas antes descritas son realizadas por el empleador, la ley faculta al trabajador a poner término al contrato mediante el despido indirecto o autodespido. En este caso el trabajador tiene derecho a indemnización.

Negociaciones prohibidas dentro del giro del negocio.

En términos simples, el contrato de trabajo termina si un trabajador ejerce una misma actividad para distintos empleadores que poseen el mismo giro, si ello está expresamente prohibido en el contrato de trabajo. Se trata de una causal específica, pues las negociaciones prohibidas deben aparecer descritas en el contrato y tener directa relación con el giro de la empresa.

Siguiendo al numeral segundo del artículo 160, esta es una de aquellas causales de despido que no permite que el trabajador tenga derecho a indemnización.

Inasistencias a trabajar.

Es causal de despido si el trabajador no asiste a trabajar durante dos días seguidos, dos lunes en el mes o un total de tres días durante igual periodo y no entregue justificación. Lo mismo se aplica a la falta injustificada, o sin aviso previo de parte del trabajador que tuviere a su cargo una actividad, faena o máquina cuyo abandono o paralización signifique una perturbación grave en la marcha de la obra.

Siguiendo al numeral tercero del artículo 160, esta es una de aquellas causales de despido que no permite que el trabajador tenga derecho a indemnización.

Abandono del trabajo.

En trabajador no puede hacer abandono de su trabajo y si así lo hiciere, ello constituye una causal de despido. Se entiende por abandono del trabajo a la salida intempestiva e injustificada del trabajador del sitio de la faena y durante las horas de trabajo, sin permiso del empleador o de quien lo represente, y la negativa a trabajar sin causa justificada en las faenas convenidas en el contrato.

Siguiendo al numeral cuarto del artículo 160, esta es una de aquellas causales de despido que no permite que el trabajador tenga derecho a indemnización.

Conductas peligrosas.

La presente causal de despido se configura si el trabajador ejecuta actos, omisiones o imprudencias temerarias que afecten a la seguridad o al funcionamiento del establecimiento o los trabajadores.

Siguiendo al numeral quinto del artículo 160, esta es una de aquellas causales de despido que no permite que el trabajador tenga derecho a indemnización.

Sin embargo, si las conductas antes descritas son realizadas por el empleador, la ley faculta al trabajador a poner término al contrato mediante el despido indirecto o autodespido. En este caso el trabajador tiene derecho a indemnización.

Perjuicio material.

El trabajador no puede dañar los bienes de la empresa. Es causal de despido la conducta intencional del trabajador cuyo propósito es provocar un perjuicio en las instalaciones, maquinarias, herramientas, útiles de trabajo, productos o mercaderías.

Siguiendo al numeral sexto del artículo 160, esta es una de aquellas causales de despido que no permite que el trabajador tenga derecho a indemnización.

Incumplimiento de obligaciones.

El trabajador debe cumplir con lo pactado en el contrato de trabajo. Por tanto, es causal de despido el incumplimiento grave de las obligaciones laborales. Por ejemplo, los atrasos reiterados e injustificados del trabajador pueden considerarse dentro de esta causal si es que se consideran como graves. Con todo, el trabajador siempre puede demandar el despido injustificado para que sean los tribunales laborales quienes califiquen la magnitud del incumplimiento y la precedencia de la causal.

Siguiendo al numeral séptimo del artículo 160, esta es una de aquellas causales de despido que no permite que el trabajador tenga derecho a indemnización.

Sin embargo, si el incumplimiento grave de las obligaciones proviene del empleador, la ley faculta al trabajador a poner término al contrato mediante el despido indirecto o autodespido. En este caso el trabajador tiene derecho a indemnización.

Necesidades de la empresa.

El despido por la causal de necesidades de la empresa se establece en el artículo 161 del Código del Trabajo y se basa en la idea que existen ciertos hechos objetivos que hacen inevitable el término de la relación laboral. Tales circunstancias no dependen de la sola voluntad del empleador, al contrario, provienen de hechos externos que obligan a prescindir de uno o más trabajadores.

El legislador ha señalado a modo de ejemplo algunas situaciones que pueden invocarse como constitutivas de ella, siendo éstas la racionalización o modernización de la empresa, establecimiento o servicio, las bajas en la productividad y los cambios en las condiciones del mercado o de la economía.

Finalmente, El término por necesidades de la empresa le da derecho al trabajador a indemnización por años de servicio siempre que tenga un año o más de antigüedad la relación laboral.

Sobre el autor

Avatar de Jorge Castro Barros
Jorge Castro Barros

Abogado de profesión y soñador por vocación. Actúo en calidad de autor intelectual de este singular proyecto. Si tu meta es aprobar el examen de grado, te puedo ayudar, sólo sígueme en Facebook.

Avatar de Jorge Castro Barros Por Jorge Castro Barros

Jorge Castro Barros

Avatar de Jorge Castro Barros

Abogado de profesión y soñador por vocación. Actúo en calidad de autor intelectual de este singular proyecto. Si tu meta es aprobar el examen de grado, te puedo ayudar, sólo sígueme en Facebook.