Derecho Civil

D

Derecho privado común y general.

El Derecho Civil es el derecho privado común y general. Sus orígenes se remontan al Derecho Romano, especialmente al Corpus Iuris Civilis. Tiene un carácter de permanente y universal que emana principalmente por haberse formado a través de la resolución adecuada de casos reales presentados en la sociedad a lo largo del tiempo.


Definición de Derecho Civil.

Entendemos por tal aquella rama del Derecho Privado formada por el conjunto de principios y preceptos jurídicos sobre la personalidad y las relaciones patrimoniales y de familia.

Es el derecho común aplicable a las relaciones de los particulares entre sí, y comprende, especialmente, a la familia, a la propiedad y a las relaciones pecuniarias de los mismos particulares entre sí.

Origen de la denominación “Derecho Civil”.

Para los romanos, el Derecho Civil o Ius Civile era el Derecho de su ciudad, de Roma, de los quirites, en oposición al “ius gentium” o derecho de gentes, que correspondía a las reglas aplicables a los demás pueblos, a quienes carecían de la ciudadanía romana.

Con todo, al fin del Imperio Romano, sólo quedaba un derecho: el derecho de los romanos, ampliado y modificado, y que había pasado a ser la ley común del Imperio. Durante la Edad Media, por ende, la expresión “Derecho Civil” se empleaba para referirse al Derecho Romano, recogido en las compilaciones ordenadas por Justiniano, y se contraponía al Derecho Canónico.

El derecho civil es por tanto, la proyección en nuestros días del derecho romano que, elaborado por los pretores y los jurisconsultos, se vacía finalmente en el Corpus Iuris Civilis.

Caída del Imperio Romano.

Después del colapso del Imperio de Occidente (Siglo V), el derecho romano, como en general la obra completa imperial, será desplazada por los derechos locales de los pueblos de raíz germánica que se instalarán al interior de los antiguos territorios romanos. No desaparecerá sin embargo, y se incorporará al derecho vulgar.

En el Siglo XII, los glosadores de la Escuela de Bolonia retomarán el estudio de los antiguos textos romanos, recogidos en la compilación de Justiniano. Serán ellos quienes aludirán a esta obra como Corpus Iuris Civilis. Poco a poco, sin embargo, las palabras “Derecho Civil” tomaron un sentido diverso: se acostumbró a entender por tal el Derecho Privado, en oposición al Derecho Público.

En efecto, si bien las compilaciones del Derecho Romano comprendían tanto al derecho privado como al derecho público, tras la caída del Imperio las normas relativas a esta última rama del Derecho carecían de utilidad.

En consecuencia, los juristas recurrían a las recopilaciones de Justiniano únicamente en busca de reglas de derecho privado. Así, las reglas del Derecho Romano, entendido ahora como Derecho Privado, constituirán durante la Edad Media el denominado “Derecho Común”, en oposición a los Derechos locales o particulares de cada reino.

Al sobrevenir la Revolución de 1789 en Francia, este nuevo sentido se había impuesto entre los juristas, de manera que al unificarse el derecho privado francés, se habló naturalmente de Derecho Civil y de Código Civil.

Contenido del Derecho Civil.

Conforman el Derecho Civil las normas sobre las instituciones fundamentales del Derecho Privado: la personalidad, la familia y el patrimonio.

Normativa sobre la personalidad miran a la persona en sí misma y no en sus relaciones con las demás (en este sentido, todas las normas que regulan los atributos de la personalidad);

Las normas sobre la familia rigen la organización de ésta y dentro de ella definen el estado de cada uno de sus miembros;

Normativa sobre el patrimonio (en su definición clásica, conjunto de derechos y obligaciones valuables en dinero) gobiernan los siguientes derechos:

  • Los derechos reales;
  • Los derechos personales; y
  • Los derechos de la sucesión por causa de muerte.

Carácter general y común del Derecho Civil.

Es general, porque rige las relaciones jurídicas ordinarias y más generales. Es común, porque:

Todas las relaciones jurídicas privadas que no están disciplinadas por otra rama del Derecho, son regidas por el Derecho Civil;

Sus principios o normas generales suplen las lagunas o vacíos de las demás ramas del derecho privado.

Con respecto al Derecho Civil, las otras ramas del derecho privado constituyen normas especiales porque, en su ámbito respectivo, derogan o modifican las reglas civiles.

Orrego, Juan Andrés. Ordenamiento Jurídico. Información recuperada el 01 de noviembre de 2017 desde sitio WEB.


Acerca del autor

Jorge Castro Barros
Por Jorge Castro Barros