Caso práctico de Derecho Civil 084

Doña Rosa Alvarado Flores, médico cirujano, contrajo matrimonio con don Aníbal Barté Donoso, ingeniero, el año 2000, bajo el régimen de sociedad conyugal. Durante sus estudios, el padre de Rosa Alvarado le donó un departamento avaluado en $120.000.000 y un paquete de acciones de la Compañía Manufacturera de Papel y Cartones, avaluado en $150.000.000. Doña Rosa Alvarado Flores, en ejercicio de su profesión, fundó una clínica oftalmológica, obteniendo del Banco BCI un crédito ascendente a $320.000.000, para la compra de un bien raíz que sirviera de sede a la clínica, constituyéndose al efecto una hipoteca de primer grado, y contrajo varías otras deudas por una cantidad superior a $120.000.000. En todos los contratos se dejó constancia de la patente profesional de doña Rosa Alvarado y de que actuaba como profesional independiente. El año 2008 falleció intestado el padre de doña Rosa Alvarado, dejando como únicos familiares a su cónyuge, su hija, un hermano y seis sobrinos. El Banco BCI inició juicio en su contra solicitando el embargo de los gananciales que correspondían a Rosa Alvarado Flores en la sociedad conyugal. Ante esta situación, un abogado le recomendó que se separara de bienes y renunciara a los gananciales de la sociedad conyugal.
PREGUNTAS
1. Señale qué suerte corre el departamento donado a Rosa Alvarado y el paquete de acciones de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones, con ocasión del matrimonio.
2. Indique si puede el Banco BCI solicitar el embargo de los gananciales de doña Rosa Alvarado Flores y afectar los derechos hereditarios quedados al fallecimiento de su padre. Fundamente su respuesta.
3. Indique si le atribuye importancia al hecho de que Rosa Alvarado Flores incluyera en los contratos que suscribió copia de su patente profesional y expresara que actuaba como profesional independiente.
4. Precise qué patrimonio comprometió doña Rosa Alvarado en los contratos celebrados.
5. Señale si le parece conveniente el consejo de separarse de bienes y renunciar a los gananciales de la sociedad conyugal.


Publicado por Jorge Castro Barros