Caso práctico de Derecho Civil 081

C

Don Daniel Oyarzun Balboa, industrial, casado en régimen de separación total de bienes, solicitó su propia quiebra atendida la circunstancia de que su activo era inferior al pasivo. Entre sus acreedores figuraba una deuda por pensiones alimenticias que ascendía $5.500.000; honorarios a su abogado por la defensa en un juicio reivindicatorio en que recuperó un sitio eriazo que había adquirido en Papudo, ascendentes a $3.500.000; indemnizaciones a sus ex empleados por $14.000.000; cotizaciones a organismos de seguridad social por $6.500.000; y deuda con sus proveedores por $75.500.000. Además, entre sus acreedores figuraba el BCI titular de una hipoteca ascendente a $122.000.000 sobre un bien raíz avaluado en $230.000.000, el cual estaba también hipotecado en favor del Banco del Estado por la cantidad de $150.000.000. Entre los activos de don Daniel Oyarzun Balboa figuraba un yacimiento minero de cobre, hipotecado al Banco Santander por la cantidad de $110.000.000, que había sido explotado quedando gran parte del mineral separado de la mina, pero sin refinar. La hipoteca constituida en favor del Banco BCI y del Banco del Estado no establecía los linderos del predio hipotecado ni la fecha y naturaleza del contrato a que accedía la hipoteca.




PREGUNTAS

1. Señale en qué situación y en qué orden se pagan los acreedores que invocan deudas por concepto de pensiones alimenticias, honorarios de abogado, y prestaciones laborales.
2. Señale si los acreedores hipotecarios, en el caso propuesto, se pagan directamente y antes que los demás acreedores, sobre el producto de la venta del inmueble hipotecado, y si deben esperar la realización de todos los bienes del deudor.
3. Indique si Ud. intentaría una acción de nulidad sobre las hipotecas constituidas en favor de los bancos, atendidas las omisiones contenidas en dichos contratos.
4. Indique si el Banco Santander puede hacer valer su hipoteca sobre el yacimiento minero del deudor y, en tal caso, en qué términos.
5. Señale en qué situación se encuentran los proveedores del fallido.



Acerca del autor

Jorge Castro Barros
Por Jorge Castro Barros